Autor: Alessandro Morales                Fecha del artículo: 28/09/2017

 

El Internet de las Cosas (IoT) es una realidad! Y desde hace un buen tiempo!

No es sorpresa que puedas encender las luces de tu casa usando una aplicación desde tu teléfono móvil, ni que puedas ser alertado cuando alguien entra a tu oficina… La lista de lo que se puede hacer es larga…

El sueño radica en llevar el Internet de las Cosas (IoT) a más personas, es decir, buscar la masificación de esta tecnología. Actualmente, a nivel mundial se están realizando numerosos esfuerzos para lograrlo, tanto grandes empresas como startups trabajan diariamente para construir un mundo de objetos interconectados que faciliten la vida de las personas y empresas.

Por otro lado, una de las cosas que resalta de esta tecnología es la cadena de valor que genera, la cual va desde el dispositivo, pasando por la conectividad, la plataforma, hasta llegar a la aplicación. La etapa de aplicación personalmente me genera mucho entusiasmo, esto a pesar del gusto que tengo por diseñar y prototipar dispositivos IoT. Dicho entusiasmo radica en saber hasta dónde llegará o cuál es el límite de aplicación que tendrán estos dispositivos de cara a facilitar la vida de las personas y empresas.

Esto hace que me pregunte cómo se verá el «Facebook» del IoT, es decir, la interfaz de usuario mediante la cual nos comunicaremos con los dispositivos o cosas que se encuentran a nuestro alrededor.

Será a través de un chat, una app súper amigable o comandos de voz tipo Alexa?

Pienso que el camino por recorrer para definir eso recién comienza y la tecnología esta cada vez más al alcance de startups que con mucha creatividad podrían llegar a realizar el sueño.