Fuente: Canadian Poultry                                                                              Publicación: 11/03/2020

El Internet de las cosas (IoT) a menudo se promociona como la próxima gran cosa en diferentes industrias, la avicultura no es la excepción, pero ¿qué es exactamente y cómo puede ayudar a los avicultores?

Los productores de primera generación Dan y Lisa Jones dirigen una operación de pollos de engorde bastante nueva al norte de Fergus, Ontario. Dan es un experto en producción de biogás y trabaja para 2G Energy Inc. y Lisa trabaja como enfermera.

Pusieron sus primeras aves en 2018 con el objetivo de brindar oportunidades a sus dos hijos adolescentes en los próximos años. Los trabajos a tiempo completo de Dan y Lisa hacen que la administración de la granja sea un desafío.

Dan y Lisa Jones usan soluciones IoT para monitorear y administrar sus aves

Encontrar la manera de obtener un producto de alta calidad es vital para su éxito, por lo que decidieron emplear soluciones que reúnen tecnología IoT. Monitoreando la ventilación, la calefacción, la humedad, la calidad del aire y la iluminación.

Dan dice que esto les ha permitido comprender mejor lo que necesitan cambiar para obtener un producto confiable y repetible.Un ambiente controlado es crítico para el éxito del producto final, dice Jones. Cuanto menos interactúe la emoción humana con los controles, más repetible será el entorno. Ahí es donde entran las soluciones de IoT.

El «Internet de las cosas» se describe mejor como un sistema de dispositivos informáticos interconectados, desde máquinas mecánicas y digitales hasta sensores y aplicaciones, que transfieren datos sin intervención humana. Los datos recopilados se envían a una ubicación central, típicamente la nube, a través de una red inalámbrica.

El primer dispositivo IoT llegó en forma de una máquina expendedora de Coca-Cola que fue manipulada para informar el inventario y la temperatura de las bebidas a través de Internet.

Desde entonces, ha evolucionado para incluir una gran cantidad de tecnología, incluidas aplicaciones que recopilan datos relacionados con la temperatura, la humedad, la calidad del aire, los parámetros del suelo e incluso brotes de enfermedades.

Nuevos sensores

Cada vez más empresas están introduciendo nuevas tecnologías, por ejemplo, sensores con conectividad en tiempo real para el sector avícola.

Existen compañías que ofrecen soluciones completas IoT de extremo a extremo que consisten en sensores físicos y opciones de plataforma de nube de big data, junto con herramientas analíticas para ayudar a generar conocimientos que respalden la toma de decisiones.

Las tecnologías incluyen sensores remotos que capturan elementos ambientales críticos como el consumo de agua, energía y alimentación, las tasas de luminosidad y mortalidad en tiempo real.

Existen compañías que también han diseñado sensores que monitorean las condiciones de los equipos y la tasa de crecimiento mediante básculas de pesaje, así como las condiciones ambientales como la precipitación, temperatura, humedad, dirección y velocidad del viento.

Las soluciones IoT ofrecen ventajas para los avicultores, según Ken Choi, vicepresidente de desarrollo comercial de S4A Soluciones TI “En los viejos tiempos, el éxito se basaba en la experiencia, pero ahora con la tecnología IoT, el éxito y la toma de decisiones se pueden mejorar impulsados ​​por los datos «.

Monitoreo de enfermedades

Los sensores IoT también están disponibles para la detección rápida de enfermedades, dice Jake Astill de la Red de Investigación de Salud Avícola de la Universidad de Guelph. El uso de audio, imágenes y otros sensores en combinación permite a los productores examinar continuamente las bandadas para detectar síntomas de enfermedad.

«Todas las tecnologías funcionan detectando fenotipos alterados como resultado de enfermedades infecciosas, ya sea la producción de estertores en el caso de enfermedades respiratorias, disminución de la actividad que resulta en patrones de movimiento alterados o cambios en la temperatura corporal», explica Astill.

El IoT permite transferencias de datos en tiempo real, lo que permite a los avicultores detectar y responder rápidamente a brotes potenciales, lo que podría conducir a un menor uso de antibióticos en el futuro también.

«Potencialmente, esto podría incluir cambios en el ambiente del galpón o la ventilación, o algún otro proceso que inhiba la capacidad de los agentes infecciosos de abandonar un gallinero donde hay aves infectadas», dice Astill.

Opciones de software

Las soluciones de IoT no solo vienen en forma de sensores, sino también de software.

MTech Systems, ofrece soluciones de hardware para medir indicadores de rendimiento, también ofrece una solución de software de extremo a extremo. La compañía ofrece soluciones de software que ayudan a los productores de pollos de engorde y pavo a gestionar la producción, predecir y mejorar el rendimiento y, en última instancia, aumentar el rendimiento.

«La idea es aumentar el rendimiento al usar menos materias primas y establecer prácticas de producción más sostenibles. Para hacerlo, debemos analizar toda la cadena de suministro y no solo un componente individual» indica Chris Blosfeld, director global de ventas y marketing de MTech Systems.

El desafío de conectividad

Los productores entusiastas de la tecnología a menudo se desaniman de adoptar nuevas soluciones debido a la mala conectividad a Internet en las zonas rurales. Pero no todas las soluciones de IoT requieren una conexión a Internet tradicional.

Las aplicaciones de baja frecuencia incluyen lectores de medidores, monitores de temperatura y dispositivos de seguimiento para cosas como la apertura y cierre de puertas. Las aplicaciones de mayor ancho de banda se utilizan para el seguimiento GPS en tiempo real o la transferencia de video, por ejemplo.

En todo el mundo, la frecuencia de radio gratuita, llamada banda ISM, se reserva para la transmisión de datos bajos, explica Kent Rawlings, CEO y presidente de Sigfox Canadá. «Debido a que no hay costo para acceder al espectro, existe un límite en la cantidad de datos que puede procesar a través de ese canal», dice. «Podemos comunicar 12 bytes de información».

Sigfox no fabrica sensores; la compañía proporciona un dispositivo estándar de comunicaciones que permite que los dispositivos de los fabricantes se comuniquen a través de la red Sigfox. Por el momento, unos 800 dispositivos usan el chip Sigfox para transferir datos.

En la agricultura, los dispositivos miden desde la temperatura, la calidad del aire y el acceso a la puerta hasta los niveles de alimentación en los silos y los niveles de humedad del suelo.

Empoderamiento digital

Mientras tanto, el Dr. Tyler Whale, presidente de Ontario Agri-Food Technologies (OAFT), y la Dra. Karen Hand, fundadora y presidenta de Precision Strategic Solutions, han estado desarrollando una idea para permitir a los agricultores controlar y aprovechar la información digital que se reunen.

AgBox es un repositorio de datos cooperativo (propiedad de los agricultores) que garantice la disponibilidad de la enorme cantidad de datos que se generan en una granja. La idea, dice Whale, es garantizar que los datos estén controlados y generen un rendimiento creciente para quienes los crean.

Hand and Whale son co-líderes en el proyecto respaldado por OAFT, una organización sin fines de lucro que se enfoca en la comercialización de nuevas innovaciones en tecnología agrícola. Si bien la plataforma aún no está lista, requiere financiamiento y necesita un mayor desarrollo, la visión se está desarrollando.

Un futuro conectado

Es probable que los dispositivos IoT se vuelvan más comunes en las avícolas en un futuro muy cercano, especialmente a medida que aumenta el tamaño de la granja y la presión para producir más alimentos de manera más eficiente.

Las soluciones IoT permitirán a las avícolas tomar mejores decisiones en términos de conversión de alimentos y control de enfermedades, así como monitorear indicadores clave de desempeño que mejoren la producción. El futuro está conectado.

Autor: Melanie Epp